"Lo hemos probado este verano 15 días en el Pirineo Francés, queda como un guante en la Eriba Familia, ha resistido unas tormentas de montaña extraordinarias, incluso con granizo, no entró ni una gota de agua. El único fallo es que las cremalleras de las puertas quedan tan tensas que hay que forzar empujando un poco los palos laterales para que puedas abrir y cerrar. Por lo demás... estamos encantados!"
Bewertung:
Preis-Leistungs-Verhältnis:
Erfüllt die Erwartungen: